El origen del fútbol

  • El Juego
El origen del fútbol

No se puede especificar exactamente cuándo y dónde nació el fútbol, ​​aunque la comprensión común dice que el fútbol nació en Inglaterra a mediados del siglo XVII. Pero para comprender un poco más sobre el origen del fútbol, ​​es importante tener en cuenta otras prácticas deportivas de todo el mundo, que sin duda ayudaron a crear el mejor deporte del planeta.

Prácticas deportivas previas al fútbol

En la antigua China, alrededor de 3.000 aC, el ejército chino practicaba un curioso y «macabro» entrenamiento militar, muy similar a la práctica del fútbol. Después de las guerras, los soldados chinos formaban dos equipos de ocho jugadores, y el objetivo era pasar la pelota de un pie a otro sin caer al suelo hasta que se colocara en dos postes atrapados en el campo y atados por una cuerda de cera. Lo «macabro» de la práctica era que la «pelota» era en realidad la cabeza de los enemigos derribados en combate. Cuenta la historia de que, con el tiempo, las cabezas fueron reemplazadas por bolas de cuero con pelo.

También en Japón, un deporte llamado Kemari o Episkiros en Grecia puede considerarse como los predecesores del fútbol. El Kemari era un deporte practicado por miembros de la corte del emperador japonés, la pelota estaba hecha de bambú y el deporte se practicaba en un campo de 200 metros cuadrados. El contacto físico, sin embargo, no estaba permitido. Incluso hay registros de enfrentamientos entre chinos y japoneses en la antigüedad.

En cuanto a Episkiros, en Grecia, alrededor del siglo I a. C., los equipos se dividieron en dos equipos de nueve o quince jugadores, dependiendo de la región de Grecia donde se practicaba el deporte, y el partido se jugó en un campo rectangular. La pelota estaba hecha de vejiga de buey, rellena de arena o tierra.

Episkiros Grecia

Finalmente, en la Italia medieval había un juego llamado gioco del calcio. Cada equipo constaba de 27 jugadores y el objetivo era llevar la pelota con los pies a dos postes de portería que se encontraban en las esquinas extremas de la plaza. Sin embargo, la falta de reglas convirtió el deporte en una práctica violenta hasta el punto de ser prohibido por el rey Eduardo II.

El inicio del fútbol, ​​con reglas y organización

Algunos investigadores concluyeron que el Gioco de Calcio dejó Italia y llegó a Inglaterra alrededor del siglo XVII y allí, organizado, con reglas y sistematizado, finalmente nació el fútbol.

Inicialmente practicado solo por estudiantes y hijos de la nobleza inglesa, el fútbol gradualmente se hizo popular. Hasta que en 1848, en una conferencia en Cambridge, se estableció un código de reglas para el fútbol y en 1871 se creó el portero. En 1875, el tiempo se fijó en 90 minutos y en 1885 comenzó la era «profesional» del fútbol, ​​con la creación de la Junta Internacional, una entidad creada para establecer y arbitrar las reglas del fútbol. En 1891 se creó la penalidad máxima y en 1907 el fuera de juego.

La FIFA (Federation Internationale de Football Association) se creó en 1904 y hasta el día de hoy es la organización central del fútbol en todo el mundo.

El fútbol hoy

Hoy, más de 170 años después, el fútbol ha crecido mucho y es, sin duda, el deporte más popular del planeta. Las estimaciones indican que hay al menos 65,000 equipos de fútbol en el planeta, repartidos en las 5 asociaciones afiliadas a la FIFA: CONCACAF, CONMEBOL, ASIA, UEFA y OCEANIA. Solo en Asia hay más de 20,000 clubes de fútbol. Esto hace que el fútbol sea el deporte más popular del mundo. La Copa Mundial 2018 contó con la asistencia de 3.500 millones de personas en todo el mundo. Ningún espectáculo en el planeta alcanza esta marca.

Las principales competiciones de fútbol del mundo mueven miles de millones cada año. Para tener una idea, solo en Brasil, según datos de la Fundación Getúlio Vargas, se estima que el fútbol mueve más de 11 mil millones de reales por año y genera 370,000 empleos entre directos e indirectos. Por otro lado, los clubes más grandes del mundo pagan salarios astronómicos, invierten en estadios, estructuras, centros de capacitación y comercialización, todo para ganar títulos y atraer a más y más fanáticos a su club.

Y que el fútbol viva para siempre.